Redes Sociales y PYMES III

Creemos en el poder de la comunicación

Marketing

Hemos visto en posts anteriores algunas preguntas previas que deben hacerse las PYMES antes de dar el salto a las redes sociales y también dos consejos fundamentales a la hora de comenzar a trabajar en esas redes: ofrecer contenido de calidad y crear marca, hacer comunidad en torno a la marca. Hoy vamos a dar una lista de errores que se pueden cometer en las redes sociales y que las PYMES deben evitar.

No tener una estrategia en redes sociales

Lo peor que puedes hacer es comenzar sin haber preparado previamente un plan de comunicación y marketing en redes sociales. Como ya hemos dicho otras veces, el plan debe incluir no sólo qué se va a hacer, sino también quién lo va a hacer, con qué presupuesto, con qué propósito y objetivos e, igualmente, cómo se van a medir esos objetivos.

No contar con una persona formada

El problema de muchas PYMES es que no disponen de una persona formada para dedicarse a las redes sociales. Esto puede conllevar un riesgo, ya que una persona poco formada puede acabar cometiendo un error importante (publicación de información sensible, de comentarios ofensivos o inapropiados, mala o nula respuesta a los comentarios negativos o a las preguntas de los clientes, etc.). Por eso, es necesario contar con un profesional, propio o externo, que gestione los distintos canales sociales de la empresa.

Mucha promoción y poca conversación

Éste es un error fundamental. Muchas marcas creen que estar en las redes sociales consiste sólo en lanzar información, cuando la tengan, sobre sus novedades. De este modo, es difícil que logren una gran relevancia y, desde luego, lo más probable es que les cueste mucho conseguir seguidores y crear comunidad en torno a su marca. Lo ideal es que por cada comentario promocional haya habido antes unos cinco o seis (y si son más, mejor) de conversación no interesada con nuestros seguidores.

No medir

Lo bueno de la comunicación y el marketing online es que permiten medir todo. Ahora bien, debes saber qué datos son importantes para conocer si has alcanzado o no tus objetivos. En esa línea, por ejemplo, no será importante sólo el número de seguidores en una red social como Twitter sino, sobre todo, cuántos de ellos son o han sido clientes, cuántos piensan serlo en un futuro cercano y cuántos tienen un conocimiento positivo de tu marca

Ser distante y no contestar

Una red social es una puerta abierta a una empresa. Dar la callada por respuesta no es una estrategia adecuada si se está en las redes sociales, porque sólo contribuirá a aumentar el ruido negativo en torno a la marca. Es mejor reconocer el error y comprometerse a solucionarlo, que tratar de ocultar que el error se ha producido y terminar generando una tormenta de preguntas de otros clientes insatisfechos. Las redes sociales son transparencia. Si no se está dispuesto a dar la cara, lo mejor es no estar en la redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *