Para qué sirve hoy una agencia de comunicación

Creemos en el poder de la comunicación

Es una pregunta que muchos empresarios, especialmente quienes comienzan a emprender, se harán. ¿Para qué sirve hoy una agencia de comunicación si todo se hace a través de las redes?

La respuesta más clara es que si tu agencia se limita a escribir y distribuir de manera masiva notas de prensa, quizás sea cierto que no sirve para mucho. Los tiempos en que con eso valía para lograr impactos de calidad han quedado atrás y en la actualidad una buena agencia de comunicación tiene que ser un socio estratégico capaz de aportar, sobre todo, creatividad: ideas.

¿En qué se traduce eso? Desde luego, tendrá que seguir haciendo las labores típicas de un gabinete de prensa. Comunicar a los medios las novedades corporativas y de producto. Los resultados de facturación. Los nombramientos. Y enviará notas de prensa. Pero si hace bien su trabajo, lo hará haciéndolas llegar sólo a aquellos periodistas que de verdad puedan estar interesados y que puedan aportar valor a la compañía como mediadores entre ésta y los lectores.

Los correos se vuelven más personalizados. A cada periodista se le hace llegar sólo la información que creemos puede ser de su interés. Y sobre todo, se pone en contacto al periodista con la fuente de la noticia, que es la empresa / cliente, porque de un encuentro bien organizado pueden salir muchas oportunidades.

Esto obliga a ser transparente con el cliente. No se trata ya de buscar un número increíble de apariciones —si se trata de cantidad, existen sistemas de pago que te aseguran ser publicado por un centenar de medios—: se trata de conseguir un número de apariciones increíbles. Apariciones de valor. Una presencia en los medios que de verdad cree marca.

Porque la comunicación corporativa siempre, pero hoy más que nunca, trabaja con ese intangible tan vital que es la marca. Es difícil, salvo en lanzamientos muy potentes o ideas muy rupturistas, que una información, un comunicado a los medios, genere ventas inmediatas. Puede aumentar el tráfico a la web, producir descargas de una app, crear curiosidad en torno a un producto, lo que no es poco. Pero la traducción en ventas no siempre existe y, si existe, no siempre es clara o fácil de medir.

El marketing trabaja en el campo de la conversión, la comunicación en la de la conversación. Por las acciones de marketing y promoción te comprarán, por las de comunicación recordarán quién eres, qué propones, cuál es tu lugar en el mundo empresarial, qué valores defiendes. El marketing busca siempre el beneficio a corto o medio plazo. La comunicación trabaja en el plazo medio y en el largo. Ayuda a crear relaciones. Provoca sentimientos y asociaciones. Pervive más que la acción de venta pura y dura.

Por eso es importante que la comunicación sea un trabajo sostenido en el tiempo —y de nuevo, volvemos a insistir en la necesidad de ser transparente con los clientes—: por muy impactante que sea, una campaña de comunicación que comienza un día y acaba una semana después, será en seguida olvidada. Para crear esa relación, ese vínculo, para dar a conocer los valores y la razón de ser de una compañía —para crear un vínculo entre la marca y sus conceptos clave— se requiere un trabajo de meses y de años. Constante.

En Comunicación y Más siempre decimos que comunicar es un trabajo zen, que tiene mucho de picapedreros. Exige compromiso con una marca, tiempo y dedicación. Si una agencia de comunicación te dice lo contrario, efectivamente puedes preguntarte para qué sirve. Si por el contrario, está dispuesta a trabajar contigo para situarte a ti, a tu marca y a tus valores en el lugar donde queréis estar y promete hacerlo con tiempo y esfuerzo, no dudes de que estás ante un partner de confianza.

Por eso en Comunicación y Más usamos como lema la siguiente idea: creemos en el poder de la comunicación. Porque es verdad y porque queremos que esa sea la idea con la que se nos relacione. Nuestra pasión principal: la confianza en la comunicación como herramienta para los negocios en el siglo XXI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *