Marketing con influencers

El poder de la comunicación

Toda estrategia de Marketing online tiene un único propósito: ayudarte a aumentar tus ventas.

Esto se logra por un doble camino. Por un lado, acciones que aumenten la relevancia y el conocimiento de tu marca entre los potenciales clientes. Por otro, campañas directas de venta destinadas a dirigir tráfico a tu web o a tu negocio físico.

¿Cómo ayudará el Marketing con influencers a mejorar el conocimiento de mi marca?

El Marketing con Influencers puede ayudarte a posicionarte mejor en la mente y la memoria de los usuarios (en su top of mind) relacionando tu marca con una persona de prestigio y credibilidad.

Se trata de que relacionen tu marca, como en la publicidad de tradicional, con un perfil público en el que tus potenciales clientes confían y que es de referencia (por su comportamiento, por su trayectoria) para ellos.

Por ello, no siempre el influencer con mejores cifras de seguidores es el mejor. Siempre hay que elegir un influencer que tenga buenos resultados como prescriptor entre un perfil de usuario que sea el que interesa a tu marca.

¿Cómo ayudará un influencer a que venda más?

Muchas campañas con influencers están dedicadas a generar directamente una acción de venta. Por ejemplo,mediante sorteos o descuentos para la compra física u online en la tienda de una marca.

También puedes usar una campaña con influencers para dar a conocer un nuevo producto ofreciendo a su comunidad un descuento por «acudir» a la tienda física u online de parte de ese influencer.

En este caso, lo que dicho influencer te ofrecerá será sobre todo reconocimiento rápido para tu nuevo producto y la posibilidad directa de hacerlo llegar a tus potenciales usuarios usando para ello su comunidad de seguidores, ya establecida.

¿Qué son los microinfluencers?

Un microinfluencer es aquel que tiene una comunidad fiel y activa de seguidores que representa un segmento muy concreto de mercado o población. Sus cifras de seguidores suelen ser más bajas que la de los grandes influencers, pero a cambio ofrecen un público muy segmentado.

Por ejemplo, un microinfluencer puede tener a su alrededor una comunidad de dos mil personas altamente interesadas en todas las novedades sobre Karate, o sobre la pintura a la acuarela, o sobre la pesca submarina.

Si tú vendes un producto altamente especializado que puede interesar a esas comunidades, tener acceso a ellas será más eficiente en tu estrategia de venta que, a través de un gran influencer, dirigirte a una comunidad mayor que, en la mayoría de los casos no estará interesada en tu producto.

Otro punto a favor de los microinfluencers es que su tarifa suele ser mucho más baja que la de los prescriptores generalistas con grandes masas de seguidores.

¿Y por qué debo tener cuidado con las cifras de seguidores?

Durante un tiempo muchos usuarios de redes vieron en el Marketing de Influencers la posibilidad de conseguir ingresos rápidos. Para ello, crearon grandes comunidades en torno a sus perfiles. ¿Cuál era el problema? Que muchos de esos seguidores no existían, se trataba de bots, es decir, de máquinas que simulaban ser humanos y cuyos servicios ellos han contratado para simular que cuentan con muchos seguidores.

Javier Cortés lo explicaba muy bien en este artículo de Retina (El País).

Afortunadamente, existen herramientas y procedimientos para validar que la audiencia de un influencer es real, y no se trata de Bots. De modo que podamos calcular mejor cuál es su verdadero poder de prescripción y obtener un buen (y verdadero) retorno para nuestra inversión en este modelo de publicidad. Pues no perdamos de vista que, al final, el uso de influencers es solo una herramienta más en la estrategia de publicidad destinada a lograr relevancia y ventas.